Seleccionar página

El ADVIENTO comprende las cuatro semanas antes de la Navidad.
El ADVIENTO es tiempo de preparación, de esperanza y de renovación.
En el ADVIENTO nos preparamos para venida de Jesús al mundo, para acoger el enorme regalo que Dios nos hace.
Es un tiempo en el que podemos revisar cómo ha sido nuestra vida espiritual, nuestra vida en relación con Dios  y con los hermanos, y convertirnos de nuevo.
Es tiempo para hacer un plan de vida que nos ayude a mejorar como personas.

El Papa Francisco nos dice que “vivir el Adviento es ‘optar por lo inédito’, por lo nuevo, aceptar el buen revuelo de Dios y de sus profetas”, y alentó a los cristianos a ser “atrevidos” al soñar.

¡Cuida tu fe! Ésta es una época del año en la que vivimos “bombardeados” por la publicidad, rodeados de musiquillas que invitan a comprar todo tipo de cosas; un época en la que seremos invitados a muchas fiestas. El ruido nos pondrá difícil la tarea de escuchar, puede que las luces nos deslumbren… Y, tal vez, todo esto nos haga olvidar el verdadero sentido del Adviento.

¡Esforcémonos por vivir este tiempo litúrgico con profundidad, con sentido cristiano! (también con sentido común).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies